Sin-título-1La demanda de la figura del tanatopractor está en auge dentro del sector funerario y sanitario. Se necesitan personas capaces de realizar actividades de higienización, restauración, conservación, embalsamamiento y cuidados estéticos sobre los cadáveres, para su correcta presentación antes del último adiós.

Es una profesión compleja. El tanatopractor debe ser una persona fuerte psicológicamente ya que debe enfrentarse a situaciones difíciles, además es muy importante la empatía y el respeto a los familiares del difunto, todo esto sumado a las habilidades necesarias para realizar el trabajo de forma correcta y satisfactoria.

Situación legal de la figura de Tanatopractor

En la actualidad, varias asociaciones luchan por el reconocimiento del tanatopractor como profesión cualificada, pero no existe ninguna regulación que obligue a disponer de un certificado para realizarla, por lo que nos encontramos en una situación en la que cualquiera puede acceder a dicha profesión.

Sin embargo, el hecho de poseer un Certificado de Profesionalidad, te diferenciará del resto, teniendo en cuenta que serás uno de los primeros en disponer de una formación acreditada.

¿Cómo ser Tanatopractor?

Sabemos qué es y qué se necesita para ser tanatopractor, ahora llega el momento de plantearse cómo serlo con el objetivo de diferenciarnos y poder emplearnos.

Para ello, podemos acceder a la realización del Certificado de profesionalidad de Tanatopraxia, una Titulación Oficial expedida por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, completamente gratuita y equivalente a un Ciclo de Grado Superior.

Su duración es de 520 horas presenciales en Pozo Alcón (Jaén) incluyendo la realización de prácticas no laborables, dando el primer paso para incluirte en el mundo laboral de la Tanatopraxia.

Además de ser gratuito, se pueden solicitar becas por alojamiento, desplazamiento y manutención, en caso de necesitarlo.

¿Qué te enseñará este Certificado?

Serás capaz de desarrollar y aplicar métodos para la higiene, conservación y embalsamamiento del cadáver, cumpliendo con las normas higiénico-sanitarias establecidas por la sanidad mortuoria, además de conseguir una presentación limpia y correcta del cadáver.

Restaurarás cadáveres o realizarás las extracciones que formalmente se soliciten, como por ejemplo puede ser un marcapasos o una prótesis. Así como, a realizar tu trabajo respetando diferentes ritos religiosos.

Trabajar de tanatopractor - tanatopraxia

¿Con qué trabaja el tanatopractor?

Lo normal, es encontrar una formación meramente teórica que realmente no nos enseña nada, sin embargo, este curso presencial tiene un enfoque muy práctico, donde aprenderás a ser realmente tanatopractor.

Para ello, tendrás a tu disposición las distintas herramientas de este sector, como por ejemplo:

  • Instrumental quirúrgico completo: separador de tejidos, bisturís, pinzas aprieta-tubos, etc.
  • Blefarostato: aquel instrumento que se usa para mantener abiertos los párpados y poder exponer el globo ocular.
  • Kit de extracción de ADN.
  • Materiales para técnicas estéticas.
  • Hidro-aspirador.
  • Cámara de refrigeración.

Y otras muchas más que completen tus conocimientos de en la materia.

¿En qué podrás trabajar?

Los conocimientos teóricos y prácticos que adquirirás, te permitirán acceder a puestos como tanatopractor en diferentes lugares, tanto públicos como privados, como son:

  • Embalsamamación y tanatoestética
  • Agencias funerarias y tanatorios
  • Centros anatómico-forenses
  • Instituciones sanitarias públicas
  • Coordinación de servicios funerarios
  • Bancos de tejidos y donación de órganos
  • Centros de investigación
  • Centros geriátricos
  • Domicilios

Ahora que sabes todo lo necesario sobre la Tanatopraxia, si quieres ser tanatopractor ponte a ello consiguiendo tu certificado oficial, solicita información o tu plaza en el curso gratuito SANP0108 – Tanatopraxia.

Decidido, ¡quiero ser Tanatopractor!. ¿Qué necesito estudiar?
1 (20%) 1 voto

No tags for this post.